En este momento estás viendo Cómo ganar dinero con criptomonedas: invertir con cabeza

Cómo ganar dinero con criptomonedas: invertir con cabeza

Seguramente has oído hablar de las criptomonedas y los grandes beneficios que está obteniendo mucha gente gracias a estos activos. NFTs, metaverso, trading, exchanges, … Todos estos conceptos que han surgido gracias a la tecnología blockchain y que ofrecen una amplia gama de posibilidades para todos aquellos amateurs que quieren adentrarse en este mundillo.

Las oportunidades son enormes, y mucha gente se está aprovechando de esta tecnología blockchain y todo lo que la rodea para generar grandes cantidades de dinero. Beneficios a corto o largo plazo, inversiones pequeñas o simplemente a través de videojuegos, las recompensas que puedes obtener son infinitas, así como las opciones que existen en el mundo cripto.

¿Quieres saber cómo ganar dinero gracias a las criptomonedas? Nosotros te enseñamos una gran variedad de opciones para que cumplas con tus objetivos.

¡Acompáñanos!

Lo primero es lo primero

No puedes lanzarte a invertir en criptomonedas si no sabes cómo funciona el mundo que las rodea. Por ejemplo, es muy importante que sepas que las criptomonedas operan sobre una blockchain. Es decir, todas las operaciones que se llevan a cabo con las criptomonedas quedan registradas en esta cadena de bloques.

Blockchain es una tecnología que representa una cadena de bloques que se configura como una base de datos distribuida, compartida y segura. Funciona como un documento público de transacciones, donde quedan registrados todos los movimientos mediante códigos.

Y ahora llegamos al kit de la cuestión, ¿dónde se realizan las operaciones que tienen que ver con las criptomonedas?

La respuesta seguro que ya la habrás escuchado antes en algún lado, y son los famosos exchanges. Un Exchange es una plataforma digital donde los clientes (traders) pueden realizar operaciones de intercambio de criptomonedas. Existen dos tipos de exchanges:

  • Descentralizados (DEX). Plataformas digitales que funcionan como las bolsas de intercambio tradicionales. Pero a diferencia de las bolsas tradicionales, éstas se regulan y establecen a través de smart contracts (contratos inteligentes). Esto elimina del escenario a intermediarios o terceros, haciéndolos más seguros y transparentes. En pocas palabras, un intercambio descentralizado, o DEX, es un intercambio de criptodivisas operado por contratos inteligentes. Un ejemplo de Exchange descentralizado es Uniswap, SushiSwap o Bisq.
  • Centralizados (CEX). Los exchanges centralizados (CEX) utilizan a terceros para mediar en las negociaciones de los usuarios de la plataforma. La persona o empresa centralizadora es la que controla las entradas y salidas en la plataforma. Además, es quien recibe una comisión por cada operación realizada por sus clientes. Para acceder a estas plataformas hay que superar los controles de Conoce a tu Cliente (KYC) y Antiblanqueo de Capitales (AML). Esto implica que los usuarios deben identificarse correctamente antes de poder utilizar los servicios que ofrece la plataforma. Un ejemplo deExchange centralizado es Binance, Bittrex o Coinbase.

Otro aspecto que debes tener en cuenta antes de lanzarte a invertir es conocer dónde se guarda todo el dinero que vayas a invertir o que estés generando. Y al igual que en nuestra vida diaria, se almacena en una cartera o wallet. ¿La diferencia? Que, en este caso, se trata de una cartera digital. 

Normalmente todos los exchanges incluyen una wallet donde podrás almacenar tu dinero, por lo que el Exchange y la wallet van siempre de la mano. Desde esta cartera podrás transferir o depositar tus fondos en tu cuenta bancaria y viceversa.

4 vías para ganar dinero con criptomonedas

Y por fin llegamos al pico de la montaña, ¿cómo puedes ganar dinero con criptomonedas?

Ya hemos mencionado que hay una gran variedad de posibilidades para invertir en criptomonedas, pero nosotros te vamos a contar las que consideramos más rentables y beneficiosas.

  1. Holding

Las personas interesadas en invertir en criptomonedas deben ser personas preparadas para tomar riesgos. En este caso, el holding es una de las maneras más seguras de invertir en criptomonedas siempre que seas paciente. Debes tener claro y ser consciente de que invirtiendo en criptomonedas puedes tanto perder como ganar dinero.

Para empezar, puedes invertir la cantidad de dinero que quieras, desde 1€ o 100€, es tu decisión. El mercado de las criptomonedas es muy volátil, por lo que en tan solo un año los precios pueden subir o bajar repentinamente, por lo que es necesario que toda persona que se adentra en este mundo conozca los riesgos.

La mejor manera de hacer dinero dentro de este mercado sin que te veas afectado por la volatilidad de las criptomonedas es a través del holding. Consiste en una estrategia de inversión donde los holders compran activos y los mantienen en su cartera a lo largo del tiempo para beneficiarse de su revaloración.

Un holder es como un inversor. Es la figura que considera más rentable almacenar y acumular una criptomoneda a largo plazo que negociar con ella.

De esta manera, el inversor almacena todos los activos que ha comprado durante el tiempo que quiera y va obteniendo beneficios a medida que se va revalorizando la criptomoneda. Por lo que con tan sólo hacer holding de criptomonedas como Bitcoin, Ethereum, Luna o Cardano durante un año, puedes generar una gran cantidad de dinero sin hacer prácticamente nada.

  1. Staking

Ahora, ¿qué pasa si te digo que, mientras haces holding, puedes recibir un ingreso mensual gracias a todas las inversiones que estés haciendo sin tener que vender las criptomonedas que ya has comprado?

Este proceso se denomina staking. Es una técnica donde los holders usan monedas para agregar nuevos bloques a la cadena de bloques asociada, y en consecuencia, reciben una recompensa en forma de monedas adicionales.

En palabras más sencillas y para no ponernos demasiado técnicos, el staking consiste en depositar nuestras monedas en un protocolo o exchange y bloquearlas durante un tiempo determinado para generar más monedas.

Por el simple hecho de tenerlas ahí trabajando y apoyando a la red a la que pertenecen ya podemos obtener beneficios. Esto significa que las monedas que depositemos nos irán generando ingresos de forma pasiva, pero mientras tanto, no podremos retirarlas ni venderlas. 

  1. Trading

Esta es la mejor manera de invertir si quieres generar beneficios a corto plazo. Ya hemos mencionado que el mercado de las criptomonedas es muy impredecible por su alta volatilidad. Para hacer trading debes prestar mucha atención al estado del mercado y predecir cuándo va a ser el mejor momento para comprar o vender criptomonedas.

El trading consiste en la compraventa de criptomonedas o activos digitales para conseguir unos beneficios con las fluctuaciones del precio. Es decir, mientras haces trading, puedes aprovechar para comprar o vender criptomonedas prestando atención a si el precio del activo sube o baja.

De esta manera, cuando veas que los precios están subiendo, puedes aprovechar para vender ciertas criptomonedas y, en caso de bajada, puedes aprovechar para comprarlas.

  1. Minería

Es una de las maneras pioneras de obtener dinero gracias a las criptomonedas. Consiste en utilizar la potencia informática o hash para obtener recompensas de todas las transacciones que se procesan en la blockchain o cadena de bloques.

Es decir, un minero registra las transacciones que se realizan en la blockchain y, a cambio de ello, obtiene una recompensa en forma de la criptomoneda que esté minando. Por ejemplo, si se mina con Ethereum la recompensa sería en ETH.

Invertir en criptomonedas y conseguir beneficios ya no es una posibilidad, sino una realidad. Es más, muchos expertos ya confirman que el mercado de las criptomonedas es el futuro de la economía mundial. No lo digo yo, lo dicen los expertos. La tecnología blockchain ha traído una gran cantidad de nuevas posibilidades de inversión. Y tú, ¿a qué esperas?

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda, y cualquier duda nos la puedes consultar en Xperiend.

¡Hasta pronto!